miércoles, septiembre 28, 2005

SABRAS LO QUE ES SER PADRE...



Sabrás lo que es ser padre cuando sientas el latido de ese pedacito de tu corazón sobre tu pecho, cuando comprendas que el fruto de tu sueño es una mirada inocente ante tu alegría.

Conocerás la dicha de ser padre cuando sepas del llanto de la madrugada, de tus largas ojeras y la satisfacción de ver a tu hijo tranquilamente dormido, aunque tú ya no lo puedas hacer.

Únicamente sabrás lo que es hacerse padre cuando le hables aunque no te entienda aún y lo veas descubriendo asombrado una pequeña hormiga fuente de su primera lección de filosofía.

Sabrás lo que es ser padre cuando en la noche corras a comprar el remedio que necesita para aliviar su fiebre y cuando de puntillas te acerques a su cuna a escuchar su respiración.

Cuando por primera vez te diga papá, cuando ría porque lo lances al aire, cuando le impulses a dar sus primeros pasos, inequívoca señal de que empieza el camino hacia su destino y corras detrás de su bicicleta donde afanosamente pedalea el peregrinar de su futuro.

Sabrás la maravilla que posees cuando lo lleves por vez primera al colegio y veas sus ojos llorosos porque no quiere separarse de ti y sientas al alejarte el alma apenada dejándolo en medio de otros que le enseñarán a compartir.

Sabrás lo que es ser padre cuando reclame tu tiempo para ir al circo, a la playa y al paseo, cuando le enseñes a jugar y a armar rompecabezas, cuando juntos sueñen con las vacaciones de verano en que ambos se pertenecerán por completo.

Comprenderás el desafío que significa ser padre, cuando te rete con sus primeras preguntas y de momento no sepas cómo contestarlas, cuando le ayudes a escribir la carta al Viejito Pascuero y esperes la Navidad con el ansia compartida de una nueva niñez tuya y descubra en tu abrazo, en tu caricia y en tu beso incondicional, cuánto le amas.

Sabrás lo que es ser padre cuando en vez de sentarte como todos los domingos a leer el diario organices el campeonato de fútbol con sus amigos, o cuando sacrifiques una noche de copas por jugar a la Gran Capital, con reglas que seguramente no te harán ganar.

Cuando en complicidad se coman el postre que era para las visitas y juntos hagan todas esas cosas que mamá siempre dice que NO se deben hacer.

Sabrás lo que es ser padre cuando veas que va creciendo y tú lo acompañas, va avanzando y tú estás a su lado, y se va haciendo adolescente y en ese proceso tú no lo dejas, por duro que sea ver como poco a poco se desprende de ti, para ir en busca de sí mismo.

Sabrás lo que es ser padre cuando oigas el reclamo inesperado y su deseo de independencia. El día que deje de acompañarte, porque sus amigos lo esperan y sientas que tu corazón se estremece, porque el día llegó antes de lo que pensabas y sientas profundamente que así debe ser, porque es el precio que pagarás por el aprendizaje de su vuelo definitivo.

Y finalmente sabrás lo que es ser padre cuando un día tu hijo tenga que partir a otro lugar y la nostalgia consuma las horas que antes feliz disfrutaste en su compañía y quizás sea sólo el teléfono o la internet lo que te mantenga unido a él.

Y sobre todo cuando alguien venga y lo lleve de tu lado para perseguir otro arco iris, el de su propia vida, y sientas que algo muy tierno se despide de tu alma. Entonces, cuando lo dejes ir con el regocijo de la tarea cumplida, sabrás lo que es saberte padre. Sólo entonces podrás saber con plenitud, la maravillosa experiencia, regalo de Dios, que es saberse padre.


Nota: Adaptación libre del texto de Rubén Núñez de Cáceres V.

8 comentarios:

DaNy dijo...

Que lindo post, yo aun no tengo la alegria de ser mami, pero espero con ansias el otro año meterme en ese proyecto, se te agradece el comentario en mi blog, mira con unos amigos tenemos un proyecto de ayuda a los que tienen blogs, te doy el blog para que lo visites y asi aprendas a cambiar un poco el estilo de tu blog, te esperamos!!
http://ayudaparatodos.blogspot.com

Alejandro Vega dijo...

Hola, recuerdo cuando fui a ver nacer a mi hija leí algo "desde que un hijo toma la mano de su padre no la suelta jamás", no recuerdo si es textual, pero es la idea.

Todos de alguna forma estamos vinculados, creo que hasta la muerte, con la persona que fue nuestro padre, ya sea padre biológico o quien juega ese rol en nuestra vida.

Por lo mismo es muy importante la imágen de padre que le brindamos nuestros hijos ya que es la imagen que tendrán ellos para formar a la futura generación.

Marcelo Aliaga posteó algo relacionado con los Hogares Mal constituidos, en un post llamado CLUB HMC. http://marcelo.aliaga.cl/?p=61

Saludos

SCHIZANDRO dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
SCHIZANDRO dijo...

Cuando la vida no te pertenece y el corazón se hace pequeño

te acordarás q eres Padre

FELICITACIONES

Pilar dijo...

Que hermoso!!, me dió como "cosa" eso de que se van... que ya no estarán tan cerca como uno quiere tenerlos siempre. Gracias por este texto.
Saludos niña y hasta pronto.-

Nelson B. dijo...

Esther:
Hermoso lo que escribes. El ser papá es un regalo increíble, diría que un verdadero privilegio. El gozar día a día con ellos, escuchar sus preguntas poderosas que generalmnte, en mi caso, tienen que ver con el mundo y porque es así. Los hijos son alegría y la verdad es que el amor que sentimos por ellos nos hace más grandes como papas para poder orientarlos en esos momentos de conflictos y cambios. Son un regalo y están junto a nosotros porque nos enseñan a ver la vida de otro angulo y eso es un regalo.
Tienes un buen blog, te felicito. También me gustaron los otros que son más pro. Te agregare a mis recomnedados.

Un abrazo y nos leemos

chechi dijo...

ester, creo que por fin se está cumpliendo tu deseo, te felicito, además por el texto tan hermoso.
cariños

Felipe Contreras dijo...

Que maravilloso el artículo, sobre todo para quienes pensamos en un futuro próximo el ser padres.

Muy bonito, gracias lo recomendaré y madaré a los míos.