miércoles, septiembre 21, 2005

El oficio de ser...

El oficio de ser...
Un día fui a renovar la licencia de conducir y la persona que tomaba los datos, me preguntó mi ocupación. No supe como etiquetar mi trabajo de "madre" y qué responder.
Al percatarse de esto la oficial me dijo:
-"A lo que me refiero es a sí trabaja usted o es simplemente una …"
-"Claro que tengo un trabajo, le contesté, soy mamá".
Casi sin mirarme a la cara, la oficial respondió enfáticamente, -"No ponemos mamá como opción, vamos a poner "ama de casa". Concluyendo mi trámite sin oportunidad de reparo.

Había olvidado por completo esta historia hasta que un día me pasó exactamente lo mismo, sólo que esta vez, al renovar mi pasaporte.
La funcionaria era nuevamente una mujer, una mujer de carrera, de traje sastre y gafas cuadradas cuyo título despampanante colgado en su oficina decía: "Interrogadora Oficial".
-"¿Cuál es su ocupación?", me preguntó ella.
¿Qué me hizo contestarle lo que les voy a contar?, no lo sé, pero las palabras simplemente salieron de mi boca:
-"Soy una Investigadora Asociada en el campo del Desarrollo Infantil y Relaciones Humanas".

La funcionaria se detuvo, el bolígrafo quedó congelado en el aire y me miró como si no hubiese escuchado bien. Repetí el título lentamente, poniendo énfasis en las palabras más importantes.
Luego, observé asombrada cómo mi pomposo anuncio era escrito en tinta negra en el cuestionario oficial.
-"Me permite preguntarle", dijo la funcionaria, con un aire de interés, "¿qué es exactamente lo que hace usted en este campo de investigación?".
Con una voz muy calmada y pausada me escuché contestarle:
-"Tengo un programa continuo de investigación (¿qué madre no lo tiene?) de laboratorio y de campo (normalmente me hubiera referido como adentro y afuera). Estoy trabajando para mi maestría (la familia completa) y ya tengo cuatro créditos (mis hijas).
Por supuesto que mi título es uno de los que mayor demanda tiene en el campo de humanidades (¿alguna madre está en desacuerdo?) y usualmente trabajo 14 horas diarias (en realidad son más, como 24). Pero el trabajo tiene muchos más retos que cualquier trabajo sencillo y, las remuneraciones están ligadas al área de la satisfacción personal".
Se podía sentir una creciente nota de respeto en la voz de la funcionaria mientras completaba el formulario. Una vez terminado el proceso, se levantó de la silla y personalmente me acompañó a la puerta.
Al llegar a casa, emocionada por mi nueva carrera profesional, salieron a recibirme tres de mis asociadas al laboratorio, de 13, 7 y 3 años de edad. Arriba podía escuchar a nuestro nuevo modelo experimental, en el programa de desarrollo infantil (de 6 meses de edad), probando un nuevo programa de patrón en vocalización.

¡Me sentí triunfante! ¡Le había Ganado a la burocracia! Había entrado en los registros oficiales como una profesional……
¿Aunque qué más distinguido e indispensable para la humanidad que ser sólo "una madre más"?.

Nota: Salvo algunos ajustes el texto no me pertenece.

10 comentarios:

SERGINHO® dijo...

notable texto¡¡

esto hara que llame a mi mama... y le de las gracias y le diga cuento la quiero.
cariños¡

Esther Croudo Bitrán dijo...

Serginho:

Gracias por visitar mi blog.

Que buena idea la que tuviste. ¿Llamaste ya a tu mamá?...no dejes de hacerlo...ya que muchas veces nos gastamos las horas del día tan solo en sobrevivir.

nos vemos,

SERGINHO® dijo...

te envie un email cuando preguntabas por lo del seminariod e blog. lo viste?
por que no participas con tus post de economia en la coletividad?

te dejare un link en mi blog¡¡

cariños¡

Vesna Karmelic Pavlov dijo...

Hola Esther: Por esta semaan estoy loca co nvarias coas,pero la próximaprometo escribirte y contarte mas de los talleres de blogs que estamos haciendo en Arica. mándame tu e-mail
cariños
Vesna

SERGINHO® dijo...

es que serginho es el nombre artistico.. tu sabes amrtes femeninos y esas cosas.... hay que pagar la vida en esta ciudad que es cara... si pue..


cariños¡

Pilar dijo...

Adorableeeee!!! entre sonrisas y sorpresa he leido tu narración, la cual califica con nota máxima niña. Gracias por poner todo lo que hacemos en lindas y "decoradas" palabras, parece que es la única forma en que se le dé la importancia que tiene.
Aunque la "mayoria" dice reconocer 100% la labor de las madres no se nota tanto en la práctica.
Saludos cariñosos desde Chillán!.-

Alejandro Vega dijo...

jaja, muy buena, me acuerdo cuando mi esposa estaba embarazada y le regalé un libro llamado "Madre hay una sola... y justo a tí te tocó serlo", trata de una temática similar.

cecilia veloso dijo...

esther, me encantó, te felicito, después de leerlo me siento feliz y honrada por nuestra nueva profesión. cveloso@vtr.net

Paloma dijo...

Qué bello relato!!!!

Yo no tengo niños, pero encontré maravilloso como lograste oficializar tu profesión.

Te admiro!!!!

Saludos
Paloma

Edgardo dijo...

Muy bueno. Me alegra haber hecho contacto. Felicitaciones a tan distinguida profesional.