martes, octubre 10, 2006

Reinas???

Todas ibamos a ser reinas

..... A veces porque miran, porque callan, porque piensan, se delatan.
A veces porque cuentan, porque lloran, o porque no entienden nada ....




En el blog de Myk descubrí hace un tiempo atrás "El Club de las mujeres muertas" de Victor Manuel. Hoy al leer la triste historia de Sandra vuelvo a sentir la misma impotencia y el mismo dolor que sentí en aquella oportunidad.

"Todas íbamos a ser reinas", dice el poema de Gabriela Mistral. Todas íbamos a ser amadas, íbamos a ser felices, dice el sueño de muchas mujeres maltratadas que nunca llegaron a ser reinas.
"Si las
mujeres maltratadas son un asunto prioritario": ¿en qué mal paso se secó el sueño de Sandra, que también quería ser reina?

13 comentarios:

Gulliver dijo...

"¿por qué Sandra no logró ser la reina de sus sueños?" Porque un cafre se cruzó en su vida.

Además es tristemente difícil evitar que ocurran estas tragedias. En España el gobierno ha dedicado un esfuerzo muy relevante a luchar contra la violencia de género, sin lograr acabar con ella. Es muy difícil evitar que un trastornado que está dispuesto a suicidarse haga daño a otra persona. Sobre todo cuando las mujeres muchas veces no denuncian a sus maltratadores ni buscan protección judicial o policial.

Pancha dijo...

si todas íbamos a ser reinas, y debemos trabajar para ellos... y si no es en esta vida, será en la otra... pero sin duda, todas somos reinas

Cecilia dijo...

El solo gesto de levantar la mano contra una mujer ya es un acto de cobardía enorme. Ahora, cuando de trastornados se trata, en ese caso, las mujeres maltratadas deberían vencer la vergüenza o lo que fuera y pedir ayuda. También puede ocurrir lo contrario, que los hombres sean víctimas de mujeres trastornadas -o no tanto-. Aquí en Argentina pasan un programa de TV, "Mujeres Asesinas", en el que ellos, por un motivo u otro, terminan asesinados por mujeres perturbadas. No me gusta el unitario; el enfoque es re-torcido y es un mal ejemplo para una sociedad bastante convulsionada como la nuestra; la vida real es suficiente, si de ejemplos se trata. Perdón, me salí del tema, pero los artículos que consignaste aquí me recordaron esto último.

Saludos desde Argentina!

Paopao Wang dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Esther Croudo Bitrán dijo...

Pienso que el sueño de Sandra se seca con el puño de un infeliz cuando le cruza la cara o de tanto buscar el coraje para hacer la denuncia.

Pero también se seca en las miradas indiferentes de quienes pasan, en el escritorio del juez que demora la sentencia o en el modelo de mujer que aprendió a ser.

Maggie dijo...

Yo creo que Víctor Manuel pudo haber hecho un vídeo mejor estéticamente hablando, ya que el tratamiento visual del tema me parece un tanto frío y distante, aunque hay que reconocer que en partes resulta impactante, aunque si expresa su denuncia de estos hechos al ir destapando las vendas de la muerta. La canción me parece acertada y fiel reflejo de la realidad.

No sé cómo estará este triste asunto ahí en Chile, porque aquí en España parece una epidemia. Muchos días nos despertamos con un caso (o a veces más); ya te digo que es como una especie de contagio.

Pienso que la solución al maltrato, del tipo que sea, pasa porque las víctimas lo denuncien (es algo que muchas no hacen, por miedo u otras circunstancias), y no sólo que lo denuncien las víctimas, sino los familiares, amigos, vecinos... Y en segundo lugar pasa por el endurecimiento de las penas por malos tratos. El Código Penal es demasiado blando con los maltratadores, y a la mínima ya están en la calle y es ahí cuando se produce en muchos casos la agresión definitiva que ocasiona la muerte de la infeliz mujer.

Y no siempre "los trastornados se suicidan". Saben muy bien lo que hacen y no les importa nada.

Pato Correa dijo...

Dias atrás aparece en las noticias de un español que quemó a su esposa y luego la arrojo por el edificio, me recordó ese video de Victor Manuel, y me produce una tremenda impotencia y rabia, por la estupidez humana, si parecemos verdaderos monstruos en decadencia, y además estas sociedades individualistas, poco solidarias que generan y crean antivalores.
Es responsabilidad de todos que estas mujeres y todas puedan ser reinas.

saludos

gonzalo dijo...

el poder, la fuerza, tiende a emplearse... por eso hay que cultivar las emociones.

es grata la seriedad con que abordas tus búsquedas.

Lorena Sáez dijo...

Que fuerte el video y el tema en general, es una impotencia terrible el no poder hacer nada, y sobre todo saber que algunas siguen callando y llorando en silencio.

Que terrible para una mujer recibir golpes del hombre que juro amarte y cuidarte... de aquel en quien posaste tus esperanzas. Dios me libre de eso.

Abrazos!

Yael dijo...

Concuerdo con Pato, creo que para que un derecho se valide como tal, debe ser asumido y vivenciado y eso en la práctica no se da... El respeto por uno mismo limita sublimemente con el respeto por los demás, pero lamentablemente el individualismo es un germen que crece con imprudencia, nos torna indiferentes y en ese suelo el “respeto” es una semilla que lucha por germinar

Kriños Esther y gracias por el dato de la música

Esther Croudo Bitrán dijo...

Maggie: Cuando escribí este tema también me pregunté por el tema estadístico en Chile (uno no puede ir contra su propio ser ¿no?) pero no encontré datos actualizados para todo el país (por ello puse en el post el documento del Diario El mundo de España). Pero te cuento un poco las estadísticas que vi (año 2001):

Un 50% de las mujeres ha vivido alguna vez violencia en la relación de pareja. Sólo un 30% denuncia y de ellas el 30% termina en advenimiento.

(estos datos son del 2005 en una región de Chile)
Un 30% ha sufrido lesiones tipificadas como Violencia física grave (golpiza, quemadura, estrangulamiento, arma). Y el 60% de las que sufren violencia grave lo ha sufrido muchas veces.

Otro dato que me pareció complicado: De las mujeres con educación superior, un 40% han sido víctimas de violencia.

Bueno, esa es nuestra situación en Chile... igual de grave.

Saludos

Gulliver dijo...

"No debí matarla, pero..."

Maggie dijo...

Exactamente, Esther. La variable geográfica no influye en absoluto. Si estas estadísticas se extrapolan al mundo entero, el resultado es todavía peor.